es en

Normativa Contable, GAAP y Non-GAAP

A la hora de que una compañía realice y presente sus cuentas, normalmente éstas se suelen basar en criterios generales y comúnmente aceptados por la comunidad contable. A pesar de esto, cabe la posibilidad de que una empresa pueda también optar por la realización de sus informes contables bajo una forma alternativa.

GAAP vs. Non-GAAP

En Estados Unidos, las cuentas que se presentan bajo la normativa oficial se acogen al amparo de los ‘General Accepted Accounting Principles’ (US GGAP) siendo este uno de los modelos contables más importantes a nivel mundial. Por otro lado, su presentación alternativa, bajo criterios de la propia empresa u otros criterios, se les denominan resultados Non-GAAP.

Las GAAP fueron desarrolladas con el objetivo de estandarizar los distintos informes financieros, presentados por las empresas, bajo un amparo uniforme de reglas, mejorando así la credibilidad de las mismas. Son emitidas por el regulador norteamericano FASB (Financial Accounting Standards Board). Estas normas facilitan la protección y el análisis a los inversores además de asegurar el cumplimiento de los distintos principios contables. El uso de las GAAP proporciona uniformidad, neutralidad, comparabilidad y verificabilidad a los resultados contables presentados por las empresas ayudando así al análisis de las mismas, al presentarse bajo criterios homogéneos.

Por otro lado, las ‘Non-GAAP’ son el método alternativo que tienen las empresas de presentar sus ganancias ya que pueden considerar que las cuentas oficiales no representan el estado real de la empresa. Mediante esta forma, se pueden presentar distintas situaciones de cómo serían los resultados contables si otros sucesos, normalmente desfavorables, no hubiesen ocurrido (como por ejemplo depreciación de una moneda o alguna catástrofe). Estas tipologías de cuentas no suelen incluir gastos irregulares o que no han tenido salida de efectivo (adquisiciones o reestructuraciones) y se suelen presentar para enfatizar el flujo de efectivo de las empresas. Un ejemplo de ganancias Non-GAAP más utilizado es el EBITDA, rendimiento operativo, ya que permite ver directamente el resultado operativo de la empresa sin tener en cuenta los demás factores que afectan a los resultados como por ejemplo las depreciaciones, los impuestos o los intereses.

A continuación, vemos un ejemplo de resultados bajo las GAPP y Non-GAAP de la empresa Cisco Systems, Inc (CSCO:US) del año 2017. Destacamos, sobre todo, la diferencia de 2,500 millones de dólares en los ingresos netos y la diferencia del EPS de 0.49 dólares.

Estados Unidos y Normas Internacionales

Como se ha mencionado, las GAAP tienen el territorio de aplicación en empresas de Estados Unidos, aunque presentan ciertas similitudes y diferencias con el otro modelo contable más importante del mundo, las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) siendo estos principios contables emitidos por el IASB (International Financial Standard Board).

Una de las semejanzas más relevantes es que, bajo ambos criterios, las empresas deben preparar sus estados contables de forma similar. Los estados financiero completos incluyen: situación financiera de la empresa con balance general, estado de resultados, resultados consolidados, estado de flujo de efectivo y apartado de notas. Además de que, ambos criterios se basan en el principio de devengo.

En cuanto a las diferencias, estas son varias. Entre otras, podemos destacar que con las GAAP el fondo de comercio no se amortiza, aunque se permite registrar una pérdida al deteriorarse. En cuanto a los gastos, las NIIF permiten clasificarlos por su naturaleza o por funciones mientras que las GAAP únicamente lo permite por funciones. También debemos destacar que las NIIF dab pie a una mayor interpretación a sus principios mientras que las GAAP, al ser reglas, tienen una interpretación mucho más limitada.

Cisco Systems INC, dos resultados distintos

En este caso, podemos ver como Cisco presentaba unas cuentas del último trimestre de 2017 de 2,424 millones de dólares, sin embargo, esta cifra ascendía hasta los 3,081 millones de dólares después de haber aplicado una serie de ajustes al beneficio GAAP, mostrando de esta forma, un incremento del beneficio del 27.10% respecto a las reglas oficiales de Estados Unidos.

El principal causante de este cambio ha sido el ajuste aplicado a los gastos operativos, representando estos ajustes más de un 90% de esta diferencia. Más concretamente los gastos que ha tenido la compañía por recompensar a empleados con acciones, lo que se ha expresado en un ajuste de 344 millones de dólares, siendo esto la mitad de la diferencia entre el beneficio GAAP y Non-GAAP.


Si lo comparamos con Q3’16 y el Q4’17, su gasto operativo no ha variado significativamente y sus ajustes por retribuciones en acciones prácticamente no han cambiado, por lo que esto ya no está siendo algo esporádico y en este caso, al contrario que en otras ocasiones, el beneficio non-GAAP sería menos objetivo para valorar la situación real de la empresa. Si tenemos en cuenta el beneficio ajustado a las reglas estadounidenses de contabilidad (GAAP), Cisco habría cerrado el ejercicio 2016-17 con un Beneficio por Acción de 1.90$, mientras que si hacemos caso a los ajustes propios que ha realizado la compañía, veríamos que este, escala hasta los 2.39$, un 25.79% más, lo cual es bastante significativo.

De esta forma, el precio objetivo para Cisco habría pasado de 33.83$ a 42.56$, sin embargo, en TheLogicValue optamos en este caso por el primer escenario ya que muestra una imagen más realista de la verdadera situación de la compañía.

*La cotización pertenece al cierre de sesión del 17/08/2017 después de que publicara las cuentas de cierre de ejercicio.

*Los precios objetivos son meros escenarios y son distintos al que ofrece TheLogicValue actualmente.

En cumplimiento de lo establecido en el artículo 25 de la Directiva 2006/73/CE, LogicValue garantiza la efectiva aplicación de todas las medidas establecidas en dicha norma en relación con los analistas financieros y otras personas competentes implicados en la elaboración de informes de inversiones.

El presente documento no supone ninguna oferta comercial y/o contractual, no constituye la base de contrato o compromiso alguno, ni deberá ser considerado como asesoramiento de ninguna clase. En ningún caso deberá tomarse en consideración este documento ni su contenido como una oferta de compra o suscripción de valores u otros instrumentos, ni de realización o cancelación de inversiones. Cualquier eventual decisión de inversión por parte del receptor será adoptada por el mismo de forma autónoma y bajo su exclusiva responsabilidad, una vez tomados en consideración sus propios objetivos de inversión, posición financiera y perfil de riesgo, habiendo recabado previamente, en su caso, el asesoramiento especializado que pudiera necesitar. Se advierte expresamente, en cualquier caso, que la evolución histórica de cualesquiera valores, instrumentos o inversiones no garantizan en ningún caso rentabilidades o resultados futuros.

LogicValue no asume responsabilidad alguna por las pérdidas, directas o indirectas, que se puedan derivar por el uso del presente documento.

Leave A Comment
*
*